Me pagas en el aeropuerto cuando chequees tu boleto – Nueva modalidad de estafa a viajeros en Cuba

Personas inescrupulosas utilizan nueva variante de la cadena de estafa de la historia del enfermo terminal o refugiado para engañar a pasajeros desesperados que buscan boletos.

Hola viajeros! Desde hace días en redes sociales veo interesantes anuncios sobre la venta de pasajes que se podían pagar cuando estuvieras ya en el aeropuerto, incluso, otros, cuando llegaras a tu destino. Esta oferta a simple vista parece muy confiable y alejada de cualquier intento de engaño por parte del que la ofrece, pues según reza su «pregón», Pagare mi boleto cuando lo haya confirmado en el aeropuerto.

Esta opción de forma abierta para alguien totalmente desconocido, y sin alguna seguridad o garantía de pago, me llamaba la atención y me dedique a estudiar el asunto.

Una vieja estafa se actualiza

Hay una vieja estafa internacional y que ha afectado a muchas personas, como el timo del enfermo terminal o del refugiado por razones políticas o de guerra que buscan herederos y hacer «buenas obras» con el dinero del que supuestamente, pronto no podrán disponer.

El gancho de esta estafa es la excelente cifra, en ocasiones hasta millonaria, que se le ofrece al «escogido», y la obra maestra se completa con todo un escenario planificado en el que te enmarcan situaciones verídicas, nombres y profesiones reales, lugares con dirección especifica y hasta un numero de teléfono al que si llamas, podrás constatar la realidad de la historia. Todo bien elaborado para que caigas en el engaño, pues una estafa siempre tiene muchas realidades.

A simple vista todo parece ser cuestión de suerte. Fui elegido al azar por esta persona que como acto de buena voluntad casi en el lecho de su muerte, quiere hacer un bien a un completamente desconocido. No hay engaño, solo parece que la vida me esta sonriendo.

Para obtener la herencia solo tengo que entrar en contacto con «el abogado», facilitarle mis datos personales y bancarios, y realizarle un «depósito» de una suma que por lo general es bastante pequeña con respecto a la herencia.

Entiéndalo mi amigo viajero, el enfermo me quiere donar su fortuna, pero los abogados no, ellos tienen que cobrar su servicio. Entonces, ingenuamente y motivado por el beneficio mayor, das al abogado el «justo pago por sus honorarios profesionales».

Y cual es el engaño?

Es ahí entonces cuando se descubre la estafa. Pagas y el buen abogado junto con el dadivoso paciente terminal y cuantos actores mas estén involucrados, desaparecen.

¿Se te parece esta «historia» a lo que esta pasando con los pasajes?

El 100% seguro y confiable vendedor de pasajes, avalado por varios años de servicios y con una cartera de clientes dispuestos a validar la confiabilidad de su trabajo, ahora te da una posibilidad única. – Me pagas en el aeropuerto cuando ya hayas chequeado el boleto. Esto suena muy bien para los oídos de muchos viajeros, que escuchando otras historias de modalidades de estafas, quieren a toda costa evitar caer en una.

Los timadores piden un «depósito» para recibir el falso beneficio mayor.

Igual que la estafa original, en esta obtienes el gran beneficio de pagar tu boleto ya casi montado en el asiento del avión. Ahora, para garantía del vendedor, solo tienes que abonar una pequeña suma en relación al precio del boleto para bloquearlo o el correspondiente a la reserva o estadía del hotel u hostal. Ahí tenemos a nuestro nuevo abogado disfrazado de agente de viajes. El resto de la historia y el final, ya lo saben.

Si bien es cierto que existen hostales y agencias que a modo de fidelizar a su cliente, le pueden dar esta opción, eso casi siempre ocurre cuando se trata de un cliente conocido o repitente.

Conclusiones

En primer lugar, pagar un pasaje de tu fondo o capital, para luego cobrarle al cliente en el mismo aeropuerto de salida o a su llegada al destino sin tener digamos, un respaldo autorizado a tu actividad económica, puede ser bastante engorroso en dichos lugares propuestos. Solo imaginen que el cliente no quiera pagar, y que inicie la discusión en dicha instalación.

Normalmente las agencias de viajes disponemos de estas posibilidades, pero bloqueando al usuario un cargo a la tarjeta de crédito, lo cual nos da la garantía de que pueda pagar por el servicio. También ofrecemos cuentas o planes en la cual el cliente va ahorrando para su viaje de vacaciones, fin de año, etc. Todo con garantías para ambas partes. Mas, en estas propuestas o anuncios en las redes, no hay garantías, al menos legales, ni para el viajero que compra, ni para el vendedor si realmente prestara el servicio.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Cart
Your cart is currently empty.
A %d blogueros les gusta esto: